Es una corriente terapéutica que se orienta hacia el presente; en la que las exploraciones del pasado se hacen en función de elaborar la historia clínica y determinar los aprendizajes erróneos que las personas han adquirido a lo largo de su vida acerca de sí mismos, el mundo, los demás y el futuro.
 Dado que la Terapia Cognitivo Conductual está centrada en los síntomas; el objetivo principal es el aumento de conductas, sentimientos, pensamientos e interacciones adaptativas y funcionales; así como la disminución de los disfuncionales y desadaptativos; a través del desarrollo de un plan de tratamiento en el que el paciente participa activamente en la resolución de sus problemas.
El énfasis de la terapia está en los patrones disfuncionales de pensamiento y conductas y qué debe hacerse para cambiarlos.

 

El terapeuta y el paciente forman un equipo para trabajar y alcanzar un objetivo común: el bienestar, la adaptación y el control emocional del paciente. Por lo tanto éste debe hacerse responsable de su propio tratamiento; mientras que el terapeuta orienta y marca el camino a través de actividades, conductas y pensamientos para lograrlo. De esta forma, durante el proceso terapéutico, el paciente es entrenado para ser su propio terapeuta.

Cuando el problema sea de tipo emocional, conductual de pensamiento o de relación, y la persona se sienta perdida o indefensa para solucionarlo por sí misma.

La primera fase de evaluación es donde se realiza el análisis conductual a través de la recogida de información y de la aplicación de las pruebas que se consideren necesarias.
Una vez delimitado y comprendido el problema se inicia la fase de tratamiento que dura hasta que se logran los objetivos.
Debido a que el paciente es entrenado para modificar sus patrones de pensamiento y conducta, éste adquiere mayor control emocional y  se le dota de herramientas para que poco a poco vaya siendo independiente del terapeuta. Con esto, al llegar el momento en que es “dado de alta” se previene la recaída ya que las modificaciones que se realizan durante la terapia están proyectadas para ser cambios no solo durante ese periodo, sino para toda la vida.
Las consultas tienen una hora de duración y, dependiendo de cada caso  el tratamiento tiene una duración, pero por experiencia se puede decir que del 70% de los casos la terapia se concluye alrededor de las 18 sesiones.

 

Inicio·Tratamiento·Profesional·Psicologia Clínica·Terapia de Estimulación Johasen·Terapia de Reorganización Neurofuncional·Ubicación·Contacto Tl.+34  672 65 45 95   · 2012 Psicei Todos los derechos reservados ·